Madrid, una de las pocas capitales con D.O vinícola propia

|Categoría

Madrid cuenta con una Denominación de Origen vinícola desde el año 1990, lo que la convierte en una de las pocas capitales estatales que da su nombre a una (Vinos de Madrid), un honor que también tiene Lisboa (con la apelación Vinhos de Lisboa).

Aunque la denominación madrileña no es muy grande, pues tiene aproximadamente 8.000 hectáreas de viñedos plantados y 45 bodegas en total, cada vez son más los proyectos jóvenes y vitalistas asociados a ella, que poco a poco se van haciendo hueco en el siempre competitivo mundo vinícola, como es el caso de los chicos de Comando G o 4 Monos, de los que os hemos presentado algunos vinos en BODEBOCA.

La D.O se encuentra repartida en tres subzonas bien diferenciadas, aunque todas están ubicadas al sur de la Comunidad: San Martín de Valdeiglesias (muy próxima a la Sierra de Gredos), Navalcarnero (con influencia de la Sierra de Guadarrama) y Arganda del Rey, cuyas viñas, que ocupan la mitad de hectáreas de toda la D.O, crecen en un paisaje casi manchego, donde el suelo predominante es una mezcla de arcilla y cal. Un ejemplo de gran bodega ubicada en esta última subzona es El Regajal, una bodega de Aranjuez que, como curiosidad, está ubicada en una finca en la que habita un impresionante catálogo de especies de mariposas.

Esta distinción en tres subregiones se debe a la variedad de suelos y climas que encontramos en la comunidad, ya que la zona próxima a la sierra dispone de unas condiciones meteorológicas distintas a las zonas más llanas, lo que se refleja también en el carácter de los vinos. Sin ir más lejos, Madrid es la capital más alta de Europa, y sus importantes oscilaciones térmicas entre el día y la noche permiten que las uvas de su zona de influencia maduren más despacio y desarrollen sabores más complejos, obteniendo vinos de tan contrastado prestigio como los de Pagos de Familia Marqués de Griñón, una bodega que pese a ubicarse en la provincia de Toledo, también elabora vinos etiquetados bajo la D.O Vinos de Madrid, ya que sus viñedos se ubican en la región que aborda esta denominación.

Las variedades blancas preferentes dentro de Vinos de Madrid son la Albillo real y la Malvar, aunque también están permitidas la Airén, la Macabeo o Viura, la Moscatel de grano menudo, la Parellada o la Torrontés. Respecto a las variedades tintas, son preferentes la Garnacha tinta y la Tinto fino o Tempranillo, pero también están autorizadas la Cabernet sauvignon, la Graciano, la Merlot, la Garnacha tintorera, la Petit verdot y la Syrah.