La Picapoll de Pla de Bages

|Categoría

La Picapoll es una variedad autóctona de la pequeña denominación Pla de Bages y una gran desconocida. Una uva blanca de la que actualmente sólo existen menos de 50 hectáreas de viñedo en toda la denominación y de la que no hay muchas cepas antiguas, ya que la mayoría de los viñedos de esta variedad son experimentales y producto de un proceso de recuperación de clones.

Esta variedad no llegó a desaparecer del todo gracias a su particular piel gruesa. Una cualidad que no pasó desapercibida para los agricultores que antiguamente la conservaban para pasificar. Era una uva muy agradecida para ser colgada y durante el invierno podían ir comiendo de ella sin que le atacaran los hongos.

La Picapoll tiende a ser una variedad productiva, por lo que se debe gestionar cuidadosamente en el viñedo, con podas cortas y cubiertas vegetales, incluso replanteando las densidades de plantación. Es también una variedad oxidativa y por tanto necesita una elaboración en bodega cuidada, limitando mucho su contacto con el oxigeno.

Cuando se la sabe tratar es una variedad que ofrece sobre todo complejidad. A nivel organoléptico no tiene un aroma concreto y no es muy intensa pero a cambio entrega en pocas dosis muchos e interesantes matices. Fruta amarilla como el melocotón y el albaricoque, piña y algunos apuntes florales que no suelen encontrarse en los vinos blancos como los aromas de lavanda e hinojo. En boca aporta amplitud y volumen, sobre todo cuando se trabajan mucho las lías. Justo lo que hace Bodegas Abadal con su monovarietal Picapoll una excelente y asequible opción para conocer las posibilidades de esta variedad por descubrir aún.