Es época de vendimia en el hemisferio sur

|Categoría

Aquí, en el hemisferio norte, vemos cómo poco a poco va asomando la primavera: los días son cada vez más largos, el clima se hace más benevolente y los árboles empiezan a lucir verdes nuevamente. En los viñedos las cepas están despertando del invierno y vemos las primeras yemas en sus sarmientos; sin embargo, una vez pasado el ecuador del planeta nos encontramos con todo lo contrario, y las bodegas del hemisferio sur celebran su momento más esperado: la vendimia.

Lugares como Chile, Argentina, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda están inmersos en la recogida de sus uvas en esta etapa del año. Durante estos meses es cuando los racimos se encuentran en óptimas condiciones de maduración y se trasladan a bodega para elaborar los vinos de la añada 2018.

La horquilla temporal en la que se vendimia en países como el nuestro es de unos 3 meses (de mediados de julio a mediados de octubre). Sin embargo, en un lugar como Argentina este lapso puede prolongarse por más tiempo. Allí, las primeras uvas se recolectan en enero y las últimas, con toda probabilidad, llegarán a la bodega más austral durante el mes de mayo.

Estos países son, generalmente, territorios muy vastos y la separación entre los viñedos situados más al norte y los más cercanos al polo sur es mucho mayor que en España. Un buen ejemplo es el de Nueva Zelanda, con una distancia superior a 1.700 kilómetros entre su región vinícola situada más al norte y la ubicada más al sur. Aún mayor es la separación entre Atacama y Osorno, dos denominaciones de origen chilenas distanciadas por más de 2.300 kilómetros, una separación similar a la existente entre Jerez y Gales.

Vendimiar entre enero y mayo permite, además, que vinos de dicha añada salgan a la venta en el mismo año, algo muy complicado a este lado del ecuador. Así, cuando aquí sea verano podremos probar sus primeros blancos de 2018 y poco después, cuando se asome el otoño, ya estarán disponibles los tintos jóvenes de estas zonas.