Bobal, el patito feo se convirtió en cisne

|Categoría

Durante muchos años, la Bobal se utilizó como uva que aportaba color a los vinos de granel. Pocos confiaron en ella como variedad apta para producir vinos de calidad, salvo unos pocos elaboradores de la zona de Utiel-Requena, Valencia y Manchuela.

Con sus vinos descubrirás que otra Bobal es posible, controlando mucho los rendimientos en el viñedo para que la uva exprese mejor su componente frutal. Con una acidez natural única y altos niveles de resveratrol (componente antioxidante), esta uva es capaz de producir tintos sedosos, muy frescos y elegantes.

Si te gustan los vinos aromáticos con textura fina y carácter afrutado, sin duda, esta es tu uva. Cuando son jóvenes, son muy perfumados, con notas a frutos rojos (cereza y fresa ácida), y a medida que envejecen, se muestran terrosos y expresan matices de cedro, tabaco y hojas mojadas.

Además, esta es una uva capaz de producir vinos con gran potencial de guarda, debido a su acidez, que en algunos casos puede llegar hasta los 20 años. Bruno Murciano es uno de sus grandes embajadores. Con su trilogía de vinos de parcela, descubrirás una interpretación de la Bobal con reminiscencias borgoñonas y muy singular. Con motivo de la presentación de sus vinos en primicia en nuestra web, nos visitó en nuestra oficinas.