Entrevista a James Suckling

|Categoría

James Suckling nació hace 58 años en Los Ángeles, y lleva más de media vida dedicado en cuerpo y alma al vino. Fue editor en Wine Spectator durante casi 30 años, y desde 2010 gestiona su propia página web en la que publica reportajes y listas fruto de sus viajes. Recorre el mundo catando con unas copas especiales, diseñadas por una prestigiosa cristalería francesa. Siente predilección por los tintos gallegos y canarios. Hoy le entrevistamos con motivo de la reciente publicación de su reportaje The Superstars of Spain y con el objetivo de conocer un poco más a uno de los críticos más influyentes del mundo.

¿Cómo llegó a ser crítico de vino?

Cuando tenía poco más de 20 años traté de buscar un trabajo en el sur de California como periodista pero me resultó imposible. Vi un anuncio en Los Ángeles Times en el que buscaban editor para The Wine Spectator y me lancé. Era el año 1981 y por aquel entonces la revista tenía unos 800 lectores. En diciembre conseguí el trabajo, y en 1985 me mudé a Europa. Me picó “el bicho del vino”, me encantó esta temática y aquí estoy.

¿Cuál es la clave para poder catar un volumen importante de vinos?

Es importante mantenerse en forma y también beber mucha agua. También es necesario ser muy organizado; yo tengo un gran equipo de gente joven ayudándome a organizar y gestionar mis catas.

¿Cuál es su sistema de puntuación? Quiero decir, ¿cómo es el proceso para dar una puntuación concreta y qué factores se tienen en cuenta?

Mi método de cata es bastante clásico. Observo el color, evalúo los aromas y los sabores de los vinos. Analizo el equilibrio entre la fruta, el alcohol, los taninos y la acidez. Después pienso en el vino en general, en la impresión global que me ha quedado. Así, destino 15 puntos al color, 25 a los aromas, 25 al paso por boca y 35 a la impresión final.

En uno de sus últimos reportajes, The Superstars of Spain, habla de Galicia y las Islas Canarias como regiones vinícolas emergentes. ¿Por qué?

Me encanta la frescura y la columna vertebral sobre la que se sostienen los tintos de estas zonas. Tienen muchísima energía y precisión cuando están bien hechos.

¿Hay alguna Denominación de Origen española por la que sienta predilección?

Me encanta Rioja. Me entusiamas los clásicos y también el corte moderno y equilibrado de los nuevos riojas.

¿Cómo cree que se entienden los vinos españoles fuera de nuestras fronteras?

Creo que los vinos españoles son entendidos como únicos en carácter, como muchos otros países que también son grandes productores de vinos. Quizás el único sitio donde no sean muy conocidos sea en Asia.

Según usted, ¿qué se está haciendo de manera diferente en España a otras partes del mundo?

Los vinos españoles no tienen nada que ver con vinos de mesa. Es más bien una cuestión de suelos y microclimas. Son una expresión de su tierra de procedencia siempre que el factor humano no haya intervenido en exceso durante la vinificación.

¿Cómo es su relación con otros críticos?

Me gusta el trabajo de otros críticos, aunque no los veo a menudo. Suelo estar bastante ocupado viajando, catando y gestionando mi empresa.

¿Alguna vez ha compartido una copa de vino con Robert Parker o Jancis Robinson?

Nunca quedé con Bob Parker más allá de lo laboral. Hace años nos encontramos en Burdeos y fue muy amable. Me da pena no haber coincidido más con él ahora que está jubilado. Sin embargo, a Jancis sí la conozco bien. A finales de los años ochenta y principios de los noventa, cuando yo vivía en Londres, solíamos vernos con frecuencia e incluso quedábamos en su casa para cenar. Es una grandísima fuente de conocimiento.

¿Cuál es su ritual a la hora de catar? A ciegas, etiqueta a la vista, ambiente…

Mi ritual de degustación implica, sin excepción, el uso de copas que fabrica la empresa francesa Lalique. Viajo por el mundo catando con mis “Lalique James Suckling 100 points Universal Glasses”.

Continúe la frase: El mejor vino es aquel…

¡… tan maravilloso que quiero beberme la botella entera yo solo!

¿Cuál es su variedad de uva favorita y dónde la encontró en su mejor expresión?

Esta es una pregunta complicada. Supongo que la Merlot, y me ha sorprendido los grandes vinos elaborados con esta uva por Château Petrus y Masseto.

¿Qué vinos emocionan a James Suckling: los grandes clásicos o los nuevos descubrimientos?

Son muchos los vinos Grand Cru de Beaujolais y algunos Premier Cru de Burdeos que ciertamente han conseguido conmoverme, sin olvidar algunos riojas clásicos y los tintos canarios.

¿Planea visitar España pronto? En caso de que lo haga, ¿qué regiones visitará?

Estaré en España a finales de junio con mi equipo de cata. Visitaremos Rioja y también queremos acercarnos a Ribera del Duero un día. Me encantaría poder viajar a las Islas Canarias, pero no creo que tengamos tiempo.

Si quieres saber más acerca de los vinos mejor valorados por James Suckling no dejes de visitar esta colección.