¿Cómo elegir un espumoso para Navidades?

|Categoría

Cuando se piensa en un espumoso, en la mayoría de los casos se suele asociar al momento brindis gracias a su espectacular descorche. Es indudable que estamos ante un vino festivo por excelencia pero también es cierto que pueden ser uno de nuestros mejores aliados para acompañar la gastronomía de una buena mesa navideña.

En Francia, España e Italia se elaboran grandes espumosos que pueden acompañar perfectamente una mesa de principio a fin. Y es que la burbuja es capaz de realzar muchos de los sabores de los platos que tendréis planeados poner en estas próximas fiestas.

Para que puedas elegirlos con criterio, te damos las claves sobre todo aquello que siempre quisiste saber de las burbujas y nadie te contó.

Francia

Dos son los criterios a tener en cuenta para que un vino espumoso tenga la denominación Champagne. En primer lugar, debe elaborarse en una región determinada ubicada legalmente dentro del Norte de Francia, la región de Champagne. Son 634 pueblos divididos en cinco departamentos administrativos de los cuales únicamente 318 pueblos pueden producir vino con la denominación.

En segundo lugar, la segunda fermentación que otorga al vino sus características burbujas debe tener lugar dentro de la botella, la misma que posteriormente se comercializa y se disfruta (el famoso Método Tradicional).

A la hora de elegir un Champagne podemos encontrar los genéricos, sin indicación de añada, que se componen de varios vinos base elaborados en distintas añadas, normalmente con un mínimo de tres. En un peldaño superior, están los Millésimé” con indicación de añada concreta y no se elaboran todos los años, únicamente cuando por azar de la naturaleza la añada ha sido especial y se considera grande.

En cuanto a las variedades empleadas, lo más frecuente es que el Champagne se elabore con la mezcla de distintos porcentajes de variedades blancas y tintas. En tintas suelen ser la Pinot noir y la Pinot meunier y en blancas la Chardonnay.

Los “Blanc de blancs” son por tanto, champagnes elaborados en su totalidad con Chardonnay y son varias las razones por los que son considerados exclusivos. Primero, porque la mayor superficie de la región de Champagne está plantada con Pinot noir y Pinot meunier, mientras que la Chardonnay tan solo ocupa un cuarto de la superficie. En segundo lugar, porque la Chardonnay aparte de ser una uva escasa es frágil, difícil de cultivar y por tanto costosa.

La mayoría de los champagnes se elaboran como Brut, o semi seco, es decir, que se añade licor de expedición al vino con entre 0 -15 gr de azúcar por litro. Por el contrario, el champagne que se embotella sin añadir licor de expedición es el Brut Nature, también denominado Non-Dosé o Brut Zéro.

España

Fue en Sant Sadurní de Anoia en donde un grupo de nobles productores y aficionados al vino se dejaron llevar por la curiosidad intentando poner en práctica el Método Tradicional que tantas alegrías daba en Francia . En 1872, José Raventós elabora cava por primera vez en España siguiendo el Método Tradicional e instaura una industria completamente nueva en la región del Penedés.

El cava se elabora a partir de distintas variedades, pero hay tres variedades de uva blanca consideradas como principales: Macabeo, Xarel.lo y Parellada, a las cuales hay que añadir otras como Chardonnay, Malvasía, Pinot Noir, Garnacha tinta, Monastrell y Trepat, esta última sólo autorizada para elaborar cava rosado.

El grado de dulzor define el perfil del cava, desde el menos dulce Brut Nature (sin azúcar añadido), Extra Brut (hasta 6 gramos de azúcar por litro), Brut (hasta 15 gramos), Extra seco (entre 12 y 20 gramos), Seco (entre 17 y 35 gramos), Semi-seco (de 33 a 50 gramos) y Dulce (más de 50 gramos de azúcar por litro).

Aunque la “región del Cava” la componen municipios y enclaves ubicados en varias Comunidades Autónomas de nuestro país, sin duda alguna la zona vinícola del Penedés es la que concentra la mayor producción de éste vino.

Valencia es una de las regiones pioneras en la elaboración de cava fuera de Cataluña y posiblemente la que mas éxitos ha cosechado. Las razones tienen que ver en parte con la climatología, más benigna que en Cataluña y con grandes contrastes de temperatura entre el día a la noche. Si a esta condición sumamos unos suelos más calizos y permeables, nos encontramos con una uva que llega a bodega en condiciones perfectas de maduración y sanidad. Algunos cavas valencianos incorporan en su elaboración las autóctonas Garnacha o Bobal.

Italia

Las burbujas en Italia se componen de una trilogía que enamora a medio mundo. Valdobbiadene, Trento y Franciacorta son las tres denominaciones a tener en cuenta cuando de espumosos se trata.

Franciacorta DOCG, en la provincia de Brescia, corazón de la región de Lombardía es actualmente un serio competidor del mítico Champagne y eso que cuenta con muchísimos menos años de historia. Compite porque los espumosos de esta denominación se circunscriben a un territorio concreto y a un método, el metodo classico” (método champenoise) en el que la segunda fermentación se realiza en botella.

Lo mismo ocurre en Trento DOC, la denominación de una pequeña región, Trentino, ubicada al norte de Verona y casi pegada a Austria. Una tierra con ciertas similitudes con Champagne y que en 1993 recibe la denominación DOC gracias a la calidad de sus espumosos.

A diferencia de Franciacorta y Trento, en Valdobbiadene se elabora Prosecco Superiore y el método que se utiliza es el Charmat, en el cual la segunda fermentación tiene lugar en tanques de acero inoxidable.