Bodeboca en el I Salón del Cava Peñín

|Categoría

El pasado día 1 de marzo se celebró el I Salón del Cava, organizado por la prestigiosa Guía Peñín, y que en esta primera edición tuvo lugar en el madrileño Palacio de Neptuno.

Allí se daban cita muchas de las mejores bodegas que elaboran sus espumosos bajo la DO Cava, así que no podíamos faltar. Mi compañero Óscar Marcos, director comercial de Bodeboca, me comentaba que era la mejor ocasión para intercambiar impresiones con elaboradores que ya trabajan con nosotros y conocer a otros con los que pretendemos hacerlo en el futuro.

El 95% de los vinos acogidos a esta DO se producen en la comarca del Penedés, y allí que nos fuimos para disfrutar con nuestro amigo Toni Pérez de los icónicos cavas de Gramona. En una pequeña cata vertical improvisada a la inversa tuvimos el honor de empezar con la joya de la corona, Enoteca Brut Nature 2001 y sus 99 puntos Peñín, para seguir con Celler Batlle 2006, III Lustros 2007 y terminar con Imperial 2011. Después pasamos a la gama Argent, en la que Gramona sale de las típicas variedades clásicas para interpretar la Chardonnay y Pinot noir de manera magistral, como viene siendo habitual en la casa.

Una vez más, pudimos apreciar que el nivel en todas las elaboraciones de Gramona es altísimo y que tiene que haber pocos espumosos en el mundo con mejor relación precio-disfrute que Gramona Imperial. Un escándalo.
El nivel se había puesto muy alto, pero no quitamos el pie del acelerador y pasamos a comprobar que bodegas como Llopart o Jané Ventura siguen en plena forma e impresionaban a los asistentes con sus diferentes elaboraciones. Me paré un momento a saborear Jané Ventura DO Gran Reserva 2010. Elegante y sedoso. Otra compra maestra que suelo recomendar a muchos de los socios que me preguntan por espumosos.

Y qué decir de Agustí Torelló Mata, un elaborador que conocemos muy bien en Bodeboca y cuyos vinos siempre han estado avalados por las opiniones de nuestros socios. Un poco de su magnífico Kripta Brut Nature Gran Reserva 2008 nos sirvió de nexo de unión antes de visitar a otros tres clásicos del cava catalán con los que esperamos colaborar algún día, Sumarroca, Juve i Camps y Torelló.

Hacía tiempo que no teníamos la oportunidad de probar los cavas de un gran conocido como Recaredo y tal fue nuestra sorpresa, que nuestro recuerdo no se acercaba a lo que encontramos en nuestras copas. Para empezar, por primera vez en su historia, Recaredo Terrers incluye el sello de agricultura biodinámica en su añada 2010, sumándose de esta manera al resto de sus hermanos mayores. En cuanto a los cavas, detrás de unos aromas limpios y muy francos en nariz, nos encontramos con un perfil muy vínico en boca, común en todas las elaboraciones que demuestra la complejidad, carácter y personalidad hacía donde va la bodega en estos momentos.

Pablo Ossorio, de Hispano+Suizas y Óscar Marcos, director comercial Bodeboca

Para finalizar, y aprovechando el carácter supra-regional de la denominación de origen, pudimos charlar con nuestro amigo Pablo Ossorio de la valenciana Hispano+Suizas, y cerrar la jornada brindando con su Tantum Ergo Chardonnay-Pinot Noir BN 2013.

El universo del Cava goza de una salud de hierro y son muchos los productores que han alcanzado un nivel de excelencia suficiente como para poner a algunos espumosos españoles al nivel de los mejores del mundo. Y eso, queridos amantes del vino, es una noticia fantástica que desde Bodeboca celebramos. ¡Salud!

 

Adolfo Fernández, sumiller de Bodeboca