David, Javier, Laura y David, vignerons en Caldalso de los Vidrios

|Categoría

“ Las garnachas de esta zona de la DO Madrid, muy influenciadas por la Sierra de Gredos, son frescas, con un perfil muy bebible, ligeras y directas”

¿Cómo surge el proyecto 4 Monos?

David, que es de Cadalso de los Vídrios conoció a Javier en un viaje de montaña a Pirineos y le habló de las viñas viejas de su pueblo. Laura y David se unieron también al proyecto y pusimos en marcha esta bodega teniendo claro, desde el principio, qué tipo de vino queríamos elaborar. Nuestros vinos son fáciles de beber, comprensibles para cualquiera y mantienen el carácter de la variedad y de la zona donde se producen.

¿Qué define a las garnachas cultivadas en esta zona?

Son cepas viejas, en vaso, que se plantaron hace dos y tres generaciones. Están plantadas a altitudes superiores a los 700-730 metros y en general sobre suelos graníticos. Nuestra zona es una zona de clima mediterráneo aunque se encuentra en zona continental, porque está influida por la Sierra de Gredos. Por todo lo anterior las garnachas de esta zona son frescas, con un perfil muy bebible, ligeras y directas.

En el campo ¿Qué labores realizáis de un modo tradicional?

Todas las labores en campo son manuales, a excepción del mantenimiento del suelo que se realiza con tractor y puntuales aradas con tracción animal (con mula o caballo), aplicación de estiércol cuando el terreno lo requiere etc. La vendimia también es manual en pequeñas cajas de 10kg,

¿Os sentís parte de un movimiento de jóvenes enólogos que intenta poner en valor viñas viejas y variedades autóctonas?

 Si, por supuesto. En ello estamos, cada vez con más entusiasmo formando parte de la Asociación «Garnachas de Gredos» que abarca varios productores con los que compartimos el respeto por las variedades autóctonas y una forma de trabajar respetuosa con el medio ambiente; además de lo anterior, compartimos una climatología y edafología similar aunque algunos pertenecemos a diferentes DOP.

¿Cómo ha sido /es la relación con los viticultores de toda la vida de Cadalso de Los Vidrios?

La relación es muy buena. Han llegado a comprender que la juventud con formación es un aspecto vital para la puesta en valor de todo el potencial que se esconde bajo las variedades tradicionales de la zona, como la garnacha en este caso. Incluso algunos ya se acercan a pedir consejo… y esto no es muy común en el campo español.