Lauren Rosillo y la mula Sevillana

|Categoría

Hay viñas que solo se pueden trabajar a mano y con animales. Más de una vez, de camino a un viñedo, he presenciado el bonito momento en el que el viticultor-enólogo-bodeguero frena su vehículo y se detiene a saludar al paisano que lleva una mula. Pasan la mano por el lomo del animal, sonríen y con esa mirada que solo se dedica a los que de verdad nos ayudan, te lo presentan.

Conocí a Lauren Rosillo hace cinco años y como consecuencia indirecta al mulo Pancho. En un proyecto como el de Sedella, en el que la accidentada orografía de la Axarquía malagueña sitúa las viñas en vertiginosas pendientes y laderas, el trabajo con animales es fundamental. No hay opción a mecanizaciones de ningún tipo.

En las fotos y vídeos de Sedella siempre aparecía el mulo Pancho. Hoy día ya no está pero sabía que Lauren me hablaría del animal que actualmente se ocupa de ayudarle. “Pancho murió y ahora están Canela y Sevillana, pero esta última es la que más trabaja” me señaló Lauren y su importancia es tal que la entrevista prácticamente ha girado en torno a la labor de Sevillana. Os invito a conocer el papel que estos nobles animales tienen en la elaboración de vinos gracias a Lauren Rosillo y a Sedella.

¿Por qué trabajas con mulas?

Es la única manera en la que se puede trabajar el suelo y el acarreo de las uvas en esta zona. De hecho, en el pueblo hay muchas mulas, lo que no encontrarás es un tractor.

¿Cuántas trabajan ahora contigo?

Sevillana tiene 8 años y es la veterana. Estos animales suelen vivir unos 16 años pero sobre los 12 ya no están fuertes y se los suele retirar. Le sigue Canela, más joven y una tercera que se llama Andaluza y que por ahora solo mira lo que hace Sevillana, para que aprenda y algún día lo haga ella. Es una especie de «becaria».

¿De qué se encarga Sevillana en el viñedo?

Sevillana se ha encargado por ejemplo de levantar la cubierta vegetal, es lo mismo que labrar y se hace en invierno. También se encarga de “binar” se trata de romper la costra pero a un nivel menos profundo y se hace en primavera. En vendimia, se lleva las cajas del viñedo hasta la bodega. Lo único que no hace es podar, porque lo hacemos a mano y también porque animales como Sevillana se asustan ya que por encima de desniveles del 50% no son capaces de mantener el equilibrio.

Tanta uva a su disposición debe ser una tentación. ¿Se come Sevillana las uvas del viñedo?

Las mulas son animales nobles, a Sevillana no se le ocurre coger ni una uva, no toca nada. De hecho, nosotros le damos uvas como premio, cuando regresa con sus cuatro cajas de vendimia le solemos dar uvas, así que en cierta forma se ha convertido en nuestra catadora de uvas sobre el terreno.

Si Sevillana hablara ¿cuál sería su uva favorita?

(Entre risas) Sevillana diría que las blancas que tenemos en nuestro vidueño, las uvas que hemos usado para elaborar el primer blanco de Sedella: Vidueños de Sedella 2016.

¿Qué son los vidueños exactamente?

Se conocen popularmente en esta zona como Vidueños a las uvas blancas de variedades minoritarias que se salpican entre los viñedos de Moscatel de Alejandría. Vidueños que desde hace siglos conviven en este suelo pizarroso y en este clima mediterráneo con la Moscatel y que aportan en el vino una singularidad. Uvas como la Doradilla, Montúa, Calona

¿Qué se sabe de estas variedades?

Más bien poco. Se plantaban mezcladas entre la Moscatel que iba para pasas. La gente de la zona quería beber vino y entre medias plantaba estas variedades para autoconsumo. En mi caso las tenía en mi propia finca, nadie había hecho nada con ellas. La verdad es que hay pocas cepas sueltas y nadie se ha preocupado en identificarlas, son muy minoritarias y dispersas.

¿Qué destacarías de Vidueños de Sedella?

En la viña, es hacer lo que se puede sin esperar mucho más porque apenas quedan viñedos en la zona y tampoco se pueden comprar. Son 0,3 hectáreas de viñedo y mi idea es hacer como mucho 1.500 botellas. Me apetecía hacer un blanco en un estilo artesanal, muy mineral eso sí, como todos los Sedellas. No es un vino tecnológico y para los que busquen algo diferente, se van a sorprender muy gratamente.

Tiene además un potencial de envejecimiento tremendo, dentro de cinco años será una maravilla y tendrá una guarda de unos 10 años como mínimo.