Desmontando la ginebra

|Categoría

Que la ginebra es uno de los destilados con más seguidores por excelencia no es ninguna novedad. La elaboración de gin-tonics se ha convertido en un arte y los combinados con nombres imposibles han sacudido las barras de medio mundo. Cada vez es más frecuente encontrar bares especializados que cuentan con una amplia oferta de ginebras y tónicas diversas, así como también han crecido las elaboraciones de autor, artesanas y de pequeña producción. 

Aunque, como todo en la vida, depende de los gustos y preferencias de cada uno, podemos entender por gin-tonic un combinado preparado a partir de una buena ginebra, una buena tónica y algún cítrico. Sin que sea necesario añadir adornos propios del postureo que invade las redes sociales a la hora de subir una foto que desate la lluvia de “me gusta”. Pero más allá del agobio que pueden provocar los manidos kits para preparar gin-tonics, como si salvar el mundo dependiese de añadir bayas de pimienta rosa o no hacerlo, no entraremos en el debate de si es correcto o no el uso de aderezos extra en la copa. Redactamos estas líneas para contaros algunas curiosidades sobre la ginebra que quizá todavía no sepas y que te servirán para capitanear la conversación cuando disfrutes de tu próximo afterwork.

El origen. Aunque su creación se le atribuya en numerosas ocasiones a los ingleses, para hablar del origen de la ginebra, tenemos que remontarnos a la genever holandesa. Los holandeses fueron los primeros en rectificar el destilado de cebada con enebro y botánicos naturales para crear un remedio para combatir afecciones renales en el siglo XVII, aunque poco después comenzaría a popularizarse en Londres. 

Con el éxito que tiene el gin-tonic a día de hoy, nadie diría que su descubrimiento fue accidental. Lo cierto, es que su invención tuvo un fin terapéutico para combatir y prevenir la malaria que padecía parte del ejército británico en las colonias de la India. En el siglo XIX ya se sabía que la quinina servía como remedio para esta enfermedad y pronto una conocida empresa de bebidas carbonatadas añadió este componente a su fórmula. El fuerte sabor amargo de esta tónica hizo que los oficiales británicos agregaran agua, azúcar y ginebra para suavizar su sabor. Et voilà, el primer “gin-tonic”.

La favorita durante la Ley Seca en EE.UU. ¿Sabías que durante los años de prohibición de alcohol en Estados Unidos, la ginebra fue el destilado más consumido ya que era más barata y más fácil de producir que el whisky? No obstante, el destilado producido no era de buena calidad y en los Speakeasy, o bares clandestinos, los barmans se las ingeniaban para crear cócteles que disimularan el sabor. Se dice que muchos de los cócteles artesanos de los que hoy disfrutamos se originaron en este momento.

London (Dry) Gin no significa que esté destilada en Londres. Aunque esta clasificación pueda despistar, lo cierto es que nada tiene que ver con su origen, se puede elaborar una ginebra en España o en cualquier otro lugar del mundo y sellarla legalmente como London Dry Gin. Esta nomenclatura está relacionada con el método de elaboración de la ginebra, que para poder ser clasificada dentro de este grupo tiene que cumplir unas condiciones como: que su base sea alcohol de grano, que sus aromas procedan exclusivamente de botánicos naturales, entre los cuales las bayas de enebro deben ser el botánico principal y la no adición de azúcar o sabores tras la destilación. 

¿Conoces el estilo Old Tom? La Old Tom Gin fue una ginebra muy popular durante el siglo XVIII y supuso un puente de unión entre la genever holandesa y la London Dry, pues es más ligera que la primera pero más dulce y con más cuerpo que la segunda. En aquella época, debido a los altos impuestos, la mayoría de la ginebra se elaboraba de forma clandestina y no era de buena calidad, por lo que se endulzaba con azúcar para disimular el sabor. Con las mejoras en las técnicas de destilación, dejó de añadirse azúcar y la ginebra adquirió un estilo más seco, de manera que las Old Tom prácticamente dejaron de elaborarse. Actualmente, algunas marcas han recuperado este estilo perfeccionando la técnica y cuentan con ginebras Old Tom de calidad en su catálogo. 

El combinado que triunfa en España. Durante los últimos años España se ha posicionado entre el primer y el tercer país que consume más ginebra per cápita, compitiendo con EEUU y Filipinas. El gin-tonic sería la opción ideal de los españoles fuera del hogar, según revelan los datos de un estudio realizado por IRI y HorecAlive en 2019. Además, esto también se debe a que se observa un cambio en los momentos para consumir este combinado debido al auge de la tendencia del afterwork. (valium) Y tú, ¿también eres de gin-tonic?

+ posts