11 vinos de estética fantástica

|Categoría

Entramos en una época del año en la que nuestras costumbres cambian. Y también el tipo de vino que consumimos. Menos terrazas y más sofá, mantita y película de miedo. Para esos días grises, plomizos, con lluvia azotando los cristales de la ventana os proponemos unos cuantos vinos con una estética oscura, tenebrosa, onírica, mitológica o fantástica. Y también algún espirituoso. Con sus etiquetas y nombres nos introducen en un entorno misterioso y emocionante. Perfectos para disfrutar en los días que se aproximan.

Garnacha Fosca del Priorat 2014. PRIORAT. 100% Garnacha. Esta uva tan española tiene diferentes versiones, la que crece en el Priorat ofrece vinos profundos y oscuros  ( fosca significa «oscura» en catalán). Y así nos lo sugieren en su hermosa etiqueta.

Ron Especiado Kraken. TRINIDAD Y TOBAGO. Nos encanta la imagen de este ron, que se inspira en el monstruo marino Kraken, un pulpo gigante con predilección por atrapar barcos con sus tentáculos, que ha protagonizado numerosas leyendas caribeñas. Kraken también es un ron especiado y  ligeramente picante en el paladar que aconsejamos mezclar con lima exprimida.

Villano Roble 2014. ZAMORA. 100% Tempranillo. Los actores dicen que los papeles de villano son los más agradecidos, pues son los que les permiten lucirse más. Este vino de Viñas del Cénit elige este nombre dispuesto a tomar un gran protagonismo en la copa y a portarse bien (a pesar de su nombre).

Tritón 2015. TORO. 100% Tinta de Toro. Este vino procede de una viña que sobrevivió a la filoxera, una plaga que acabó con la práctica totalidad del viñedo europeo. Supervivente de una masacre vegetal… ¿no suena a argumento de película fantástica?.

Crápula 2012. JUMILLA. 100% Monastrell. Tinto mediterráneo, voluptuoso y seductor, con un nombre que remite a las personas cuyos comportamientos cuentan muchas veces con la complicidad de la noche.

Pago de Tharsys Brut Nature. CAVA. Medusa, a quien según cuenta la mitología, la celosa Atenea condenó a la monstruosidad, convirtiendo sus cabellos en serpientes, es el motivo que ilustra este cava valenciano, elaborado en la zona de Utiel Requena.

La Escucha 2012. BIERZO. Un inquietante búho nos mira fijamente desde su etiqueta. La Escucha es un tinto de Mencía marcado por un intenso aroma, cuya botella nos va a vigilar, sin parpadear, mientras lo bebemos.

Somni 2013. PRIORAT. Una etiqueta que reproduce la plasticidad de los sueños (somni significa “sueño” en catalán) en forma de trozos de tierra que flotan en el cielo, ingrávidos. Dentro, un fabuloso tinto opaco, denso y envolvente, de gran profundidad.

Alunado Sauvignon Blanc 2014. VT EXTREMADURA. Este singular monovarietal de Sauvignon blanc se vendimia de noche, y por ello su etiqueta y nombre homenajean a la luna.

Selenita Nit 2010. MONTSANT. Imaginar la Luna poblada por criaturas (los selenitas) es un clásico de la ciencia ficción. Selenita es el nombre elegido para este estupendo tinto del Montsant en honor a este cuerpo celeste y a sus supuestos habitantes.

Pittacum Val de La Loba 2014. BIERZO. Nos imaginamos las uvas con las que se elabora este tinto berciano, de noche y con una loba paseando entre las cepas. ¡Auuuuuu!

 

Imágenes pertencientes a las etiquetas de Kraken, Vinos del Paseante y Alfredo Arribas.