Literatura y vinos

|Categoría

Los vinos de San Martín de Valdeiglesias fueron citados en la literatura española del Siglo de Oro, concretamente por Cervantes, Jorge Manrique o Tirso de Molina entre otros escritores.

Inspirados en estos hechos en la bodega Las Moradas de San Martín llevaron a cabo una bonita iniciativa, culta y sensible: contactar con escritores actuales y pedirles un relato alusivo al vino.

Pequeños fragmentos de estos relatos aparecen en las etiquetas de sus vinos. Así, Initio 2009 recoge el inicio del relato Brindis que la escritora gallega Marta Rivera de la Cruz ha realizado para la bodega. “Quizá por efecto de la penumbra confundió las gotas de vino con una mancha de sangre….”

El madrileño Lorenzo Silva hace lo propio en la etiqueta de Las Luces 2008 con un fragmento del relato “La luz de Madrid“No es la más clara, ni la más cálida, ni la más poderosa que me ha sido dado contemplar. Pero no hay otra como ella. Es la luz que ilumina los cuadros de Velázquez, la luz a la que Cervantes, tras una vida de sobresaltos, peripecias y peligros vividos en un mar y dos continentes, atisbó la triste figura de un caballero…”

En el caso de Senda 2012 corresponde al escritor Oscar Sipán una narración que invita a despertar los sentidos. “En la antigüedad, denominaban a los filósofos catadores del mundo. Ahora que sueñan más los espantapájaros que los hombres, atrévete a catar el mundo: toca, huele, paladea, utiliza los sentidos animales, del animal que fuimos. Despierta el catador que llevas dentro.

Este último texto por cierto realmente inspirador. Tocar, oler y usar nuestros sentidos. Y no solo con el vino.