¿Qué es la venta de vino en primeur?

|Categoría

En pocas palabras, la compra en Primeur consiste en adquirir el vino cuando éste todavía está criándose en la barrica. Esta fórmula, nacida en Burdeos parte de la figura de los “negociants”, es decir, intermediarios que compraban el vino a los châteaux y lo almacenaban. Los vinateros obtenían liquidez para afrontar los gastos realizados en vendimia y los “negociants” etiquetaban el vino y lo vendían posteriormente obteniendo un determinado beneficio.

Las tornas cambiaron al aumentar la popularidad internacional de Burdeos, en la añada 1961, considerada “la añada del siglo”. Los vinateros habían vendido sus vinos a los negociants como de costumbre, pero los precios de venta de las botellas se dispararon sin que sus productores se beneficiasen de este enorme incremento de los precios, sólo los negociants se lucraron.

En 1972 el Gobierno francés tomó cartas en el asunto y aprobó una ley por la cual todos los châteaux clasificados debían embotellar en la misma propiedad. Los vinateros bordeleses, que tuvieron que realizar fuertes inversiones para efectuar ellos mismos el embotellado de sus vinos, idearon entonces un sistema mediante el que pudieran obtener capital, sin tener que entregar el vino.

Sobre la venta de vinos se comienza a articular en estos años un determinado sistema financiero. Los negociants crean un mercado secundario de venta de vinos bajo la fórmula de venta en primeur que se ha popularizado a nivel internacional alentado por la crítica, las primeras puntuaciones y los ávidos inversores.

Comprar en primeur es una buena oportunidad de hacerse con vinos que seguramente alcanzarán precios mucho más elevados. Desde que se estableció este sistema, en raras ocasiones el precio de venta final ha sido inferior del pagado en primeur, incluso en las añadas menos valoradas.

Esta fórmula de compra, que se ha traducido como “a la avanzada” en España, ha sido trasladada a algunos grandes vinos nacionales, cuyas etiquetas se han convertido en codiciados tesoros de coleccionista.

Con la inestabilidad de los mercados financieros en los últimos años, son muchas las voces que abogan por la inversión en bienes tangibles. En 2011, el economista Joe Roseman publicó un artículo en el que se acuñó un acrónimo que resumía sus sugerencias en inversión: SWAG. Es decir, Silver, Wine, Art & Gold (Plata, Vino, Arte y Oro). Como ejemplo, el Château Lafite 1982 tuvo una rentabilidad anual del 250% hasta el año 2000, dando la razón a este tipo de inversores.

En Bodeboca llevamos unos años dando la oportunidad a nuestros socios de adquirir vinos en primeur, tanto bordeleses como españoles, con total garantía tanto como producto de inversión, como para su consumo. Los vinos que ofertamos en primeur tienen una calidad y prestigio excepcionales, siendo aquellos que gozan de mayor demanda una vez salen al mercado. Por ello, la venta en primeur es una excelente oportunidad de ahorrar en su compra, y también, de no quedarse sin ellos.

¿Porqué comprar tus Primeurs con Bodeboca?
La oportunidad de comprar grandes vinos a precios atractivos
Comprar los vinos en Primeurs es una forma inteligente de hacerse con vinos de prestigio a precios inferiores a su valor de salida en el mercado.
Cupo reservado en exclusiva
Bodeboca dispone de cupos reservados directamente con negociantes de Burdeos y puede garantizar de la disponibilidad de los vinos ofrecidos.
2016, una añada mítica en Burdeos
Todos los expertos y críticos coinciden en calificar la añada 2016 de excepcional. Algunos vinos ya están agotados en el mercado.