La vendimia 2015 contada por sus protagonistas

|Categoría

Octubre es el mes de la vendimia por excelencia en nuestro país pero, gracias a una meteorología cada vez más extrema en la que interviene sequía, altas temperaturas o exceso de frío, cada año que pasa es más frecuente que se adelante esta fecha y muchas bodegas se preparan ya para iniciar la labor más esperada y mágica del año.

El trabajo previo que cada bodega realice en su viña marcará la diferencia entre unos vinos y otros y por ello, hemos pulsado la opinión de los enólogos que elaboran algunos de los vinos más vendidos actualmente en BODEBOCA para que podáis conocer primera mano los datos clave a tener en cuenta en la añada 2015.

En Ribera del Duero, Peter Sisseck, enólogo de PSI, nos confirma que “el verano ha sido muy caliente y muy seco y esta condición marcará las diferencias entre los viñedos de la zona. Nosotros siempre hemos mimado la viña vieja, por lo que tenemos buenas perspectivas, aunque aún es pronto para llegar a conclusiones. En cuanto a la fecha de inicio, barajamos el 15 de septiembre para las parcelas tempranas. Si se cumple, estaríamos hablando de la vendimia más temprana de nuestra historia«.

También desde Ribera del Duero, Javier Zaccanigni, creador de Aalto junto a Mariano García, explica que “Afortunadamente nos hemos librado de las dificultades que atravesaron otras regiones. Ahora mismo todo pinta bien aunque siempre se puede estropear. Las lluvias de junio fueron providenciales porque ayudaron a que la ola de calor de julio no afectara tanto a las cepas. Los calores de agosto no fueron tan altos y septiembre, que es el mes decisivo, llegó con mucha luz y con suaves temperaturas. Estimamos vendimiar dentro de unos 10 días si todo va bien y no se pone a llover. En cuanto a la 2015, la expectativa de calidad es muy alta, y es que el estado sanitario de la uva es excelente». 

En Rioja, Luis Valentín y Carmen Enciso, de Valenciso abordan directamente la climatología de los últimas semanas y puntualizan “Afortunadamente no nos hemos visto afectados por el fuerte granizo que arrasó en algunos pueblos cercanos la semana pasada. Para conseguir nuestro objetivo de rendimientos bajos (5.000 kilos/ha. 35 Hl.) hemos tenido que tirar racimos…una pena, pero así aseguramos una mejor calidad”.

En la gallega Valdeorras, Rafael Palacios, creador de Louro do Bolo califica la añada 2015 como “muy seca en general, lo que ha provocado una reducción de los rendimientos de entre un 20 y 30% respecto a cosechas anteriores. No obstante la calidad de la uva se prevé muy buena gracias a las lluvias de finales del verano y a las suaves temperaturas. Calculamos que la vendimia se hará el fin de semana del 12 de septiembre, adelantándose unos días respecto a otros años”.

«En Toro se está vendimiando un poco antes de lo habitual– nos cuenta Marcos Eguren, desde la viña de Alabaster ( Bodegas Teso La Monja: Almirez, Victorino y Románico). La escasez de lluvias ha propiciado que los granos de uva sean pequeños por lo que ya en bodega se tendrá un especial cuidado en las maceraciones y se reducirán los remontados para controlar la estructura de los vinos. La uva se está recogiendo en un inmejorable estado sanitario y con una maduración óptima: todo apunta a una añada que dará vinos espectaculares»

En Jumilla, Miguel Gil Vera, al mando de la bodega creadora de Juan Gil (Juan Gil 4 meses, Juan Gil 12 meses y Honoro Vera) coincide en que “las últimas lluvias de agosto y la bajada generalizada de las temperaturas máximas han permitido regular el ciclo de la vid. Finalmente vamos a vendimiar en fechas muy similares a otros años, esto es, tercera y cuarta semana de septiembre. Eso sí, esperamos una uva de calidad superior a la 2014 y una cantidad recogida muy similar a temporadas anteriores, a pesar de que algunos de nuestros viñedos han sido afectados de forma muy localizada por el granizo durante la época estival, algo muy habitual en Jumilla y con lo que ya contamos todos los años”.