Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses

|Categoría

Entrevistamos a Pedro Ruiz, segunda generación al frente de Pago de Carraovejas, director general de la bodega y ponente en congresos y foros sobre la trayectoria de la primera bodega española elegida como caso de éxito por el prestigioso IE Business School.

¿Cuál es la historia del nacimiento del Anejón?

El Anejón es un vino no buscado pero si encontrado. En 2001 empezamos la plantación de viñas en la zona de mayor altitud de la finca, que se encuentra a 850 metros sobre el nivel del mar y que posee suelos más calizos, con una pendiente muy marcada. Esta circunstancia nos llevó a investigar lo que se estaba haciendo en Priorat y decidimos adaptarlo a nuestro terreno creando las primeras terrazas que se ponían en la Ribera del Duero.

El vino proviene entonces del mismo viñedo que vuestro Cuesta de las Liebres Vendimia Seleccionada ¿cuáles son las diferencias?

Tanto El Anejón como el Cuesta de las Liebres están en condiciones muy similares de altitud, la diferencia es que el Anejón viene exclusivamente del sistema de terrazas del que os hablé anteriormente. Nos gusta el nombre, es muy castellano, y significa “el anexo” porque el viñedo era en realidad una zona anexa a la bodega en la otra parte de la ladera.

El Anejón en 2012 tiene un mayor porcentaje de Cabernet sauvignon y de Merlot ¿a qué se debe?

Es básicamente el efecto añada. Las condiciones climáticas marcan y mucho. 2012 fue uno de los años más secos en la Ribera del Duero y resultó muy interesante para variedades de ciclo largo como la Cabernet y la Merlot. Necesitan más horas de sol y menos horas de agua, por tanto la sequía les ha venido muy bien.

Por otro lado, no existen muchas zonas en la Ribera del Duero en las que la Cabernet pueda madurar adecuadamente. Nosotros tenemos una situación privilegiada, muy protegidos al norte y puede que el Castillo de Peñafiel tenga algo que ver.

¿En qué sentido os protege el Castillo de Peñafiel?

Hemos observado que las tormentas llegan hasta el castillo y se rompen, cambiando la dirección hacia otras zonas. Es curioso pero funciona como una especie de barrera, no sabemos si es debido a la altitud del castillo pero desde luego nos evita muchos contratiempos y nos permite vivir con unas condiciones inmejorables de maduración.

Volviendo a la añada, ¿qué se espera encontrar en el Anejón 2012?

Fue una añada muy muy seca y el stress hídrico pudo llegar a ser extremo pero nosotros tenemos un excelente sistema de manejo del riego y herramientas que nos permiten actuar de forma preventiva.

Para los que tengan temor sobre una añada seca tengo que explicar que en Ribera del Duero contamos con dos condiciones fundamentales para garantizar una excelente calidad de la uva aún en estas circunstancias adversas. Por un lado, la oscilación térmica nos permite maduraciones pausadas. Para daros un ejemplo sencillo es como si en la noche metieras las uvas en una cámara frigorífica. Por otro, los riegos son frecuentes pero muy cortos, con la idea de llevar a la planta a un stress hídrico no muy excesivo. Por tanto, obtenemos un estado sanitario ideal de las uvas, las plantas no pierden humedad y completan el ciclo vegetativo.

Habéis incorporado Ossian a vuestro portfolio ¿cómo ha sido este proceso?

En 2013 se materializa. Ossian es un proyecto que siempre nos llamó la atención aunque no teníamos intención de tener un blanco. Nosotros somos segovianos y la cercanía personal y profesional con Nieva y con Ismael Gozalo, uno de los fundadores de Ossian, nos llevó finalmente a entrar de lleno en la bodega. Igual que buscamos singularidad en los tintos de Pago de Carraovejas, con Ossian entendimos que su filosofía encajaba perfectamente con la nuestra.

Siendo muy de tintos ¿cómo ha encajado el blanco en vuestras vidas?

Pensamos que Capitel es un blanco con alma de tinto, por la estructura que tiene y porque muestra una grandeza como pocos. Nuestro corazón está efectivamente dividido. De hecho, en el restaurante de mi padre (restaurante José María en Segovia) lo solemos proponer como maridaje para los cochinillos y la gente se sorprende de que pueda combinar tan bien con un plato tan contundente.

  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses
  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses
  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses
  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses
  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses
  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses
  • Hablamos con Pedro Ruiz Aragoneses