Breve historia de la viticultura en Australia

|Categoría

Australia es un vasto país, sus pobladores aborígenes no tenían tradición vinícola, no cuenta con cepas autóctonas, posee un clima muy seco y un sol abrasador…¿cómo es posible que se cuente entre los países vitícolas?

“Que fuese colonizada por los ingleses pudiera parecer otra desventaja” cuenta el escritor Oz Clark , sin embargo, aunque los ingleses no tenían tradición vitícola, sí apreciaban los vinos franceses y los vinos fortificados españoles y portugueses. Australia fue inicialmente una colonia penal, y desde Londres, se creyó más conveniente promover el consumo del vino en vez de fomentar el ron u otras bebidas de mayor graduación. Otra razón fue asegurarse un buen proveedor de vinos ajeno a la inestabilidad de mercados que producían las guerras europeas.

Los colonos luteranos, procedentes de Silesia (región de la actual Polonia) asentados sobre todo en el Valle de Barossa desarrollaron también la viticultura, y es por ello que podemos encontrar numerosas bodegas con sonoros nombre germánicos en esta zona.

Hasta que Australia supo encontrar su propia identidad como país productor de vinos, copió los modelos de elaboración de los vinos europeos, blancos, espumosos, vinos encabezados… Pero sus especiales condiciones climáticas, su insolación, y la tenacidad de algunos bodegueros, acabaron por caracterizar sus vinos, trazando un estilo diferencial definido por la suavidad y la frutosidad. Variedades como la Syrah (que cambia de grafía en estas latitudes a ‘Shiraz’) han encontrado en estas tierras rojizas un buen suelo donde asentar sus raíces y tender sus racimos al sol.

La viticultura se ha desarrollado de un modo inteligente, incorporando técnicas muy avanzadas de plantación o poda y por ejemplo, no reniegan de usar el riego en las viñas. Australia cuenta actualmente con más de dos mil bodegas que pertenecen a 65 regiones vinícolas delimitadas por todo el país. A lo largo del tiempo ha conseguido que sus vinos tengan un gran reconocimiento internacional, como ejemplo, los 100 puntos Parker que obtuvo la bodega Penfolds con su vino Penfolds Grange 2008.

(Fotografía: Australia Tourism)