Jon Peñagaricano, vigneron en Haro

|Categoría

Jon Peñagaricano es un joven donostiarra que ha heredado de su padre Juan José la gestión de Akutain, una pequeña bodega situada en Haro (Rioja Alta) que debe su nombre al segundo apellido de la familia, de origen vasco. En este video y esta entrevista, realizados para el Club Vignerons de BODEBOCA, nos cuenta la filosofía château de esta casa, así como el trabajo en bodega, caracterizado por las largas crianzas en barrica, siguiendo así el estilo de los tintos más clásicos de Rioja, que se ejemplifica en su vino Akutain Reserva, a la venta en nuestra web.

¿Qué significa “Akutain”?

Akutain es el segundo apellido de mi padre. Lo eligió porque procede de la parte de su familia con un origen más noble. Es un apellido vasco con cierto abolengo. Nuestro último antepasado por esa parte era el típico terrateniente y perdió 7 de los 8 caseríos que poseía en el Casino de San Sebastián, por lo que la familia tuvo que reinventarse y volver a empezar de cero.

¿Vigneron por vocación o por obligación en tu caso?

Si yo no hubiese tenido un entorno propicio de vino a mi alrededor, quizás no me hubiese llamado la atención este mundo, pero obligación tampoco ha sido, ya que cuando decidí dedicarme a Akutain fue porque quise.

¿De quién aprendiste este oficio?

De mi padre y de toda la gente de la que mi padre se fue rodeando. Yo destacaría figuras más que nombres propios, y ahí resalto desde el enólogo con el que trabajamos hasta el hombre más mayor del pueblo que te enseña a cómo podar o cuidar las viñas.

¿A otros elaboradores tienes como modelo a seguir?

A todo aquel que tenga la inquietud de querer hacer vinos especiales, adaptados a su zona y a su idiosincrasia. Estoy convencido de que no hay una única dirección para hacer buen vino. El vino es como la música, y a mí a veces me apetece rock and roll y a veces una buena balada.

¿Es más fácil hacer el vino que quieres si eres el propietario de todos los viñedos?

Sin duda. Nosotros seguimos el modelo château porque creemos en esto. Una gran parte de la elaboración del vino se hace en la viña y por ello es fundamental controlar todos los viñedos.

¿Cómo le contarías a alguien que no sabe de vino lo que es el estilo Clásico de Rioja?

Para mí es la mejor forma de hacer vinos aquí, un modelo hecho mediante el modelo de ensayo-error y que a lo largo del tiempo y la experiencia se ha ido refinando y adaptando a las posibilidades que daban las uvas de Rioja. Después hay modas y gustos que hacen que haya gente que no haya querido seguir ese camino que para mi es el óptimo.

¿Cómo te imaginas el Rioja del futuro?

Creo que el futuro de Rioja va a ir de la mano de una mejor clasificación de todos sus vinos y creo que al final habrá dos corrientes muy claras: las fábricas de vino por un lado y las bodegas de vino por otro. Yo no sabría cómo hacer para que la botella un millón y la dos millones supieran igual, sinceramente.

¿Qué personaje histórico te hubiera gustado que hubiera probado un Akutain?

A Napoleón, porque es un personaje que tiene cierta conexión retrospectiva con la historia del vino de Rioja. Sería una buena manera de decirle “Mira las consecuencias de lo que tú hiciste hace años” o “mira lo que va a pasar en el futuro con lo que tú estás haciendo ahora”. Creo que es una figura fascinante.