Vinos para leer

|Categoría

Hay grandes libros que, con afán enciclopédico, cuentan y describen los vinos de las principales zonas productoras del mundo, como “El Vino” de André Dominé o el “Atlas del Vino” escrito por Oz Clarke. La reputada Jancis Robinson ha escrito tomos muy didácticos centrándose en la cata. Pero a veces, lo que apetece es aprender un poco más de vino de un modo más lúdico.

Rastreando en la literatura clásica y en obras actuales, encontramos libros en los que el vino bien es una de las temáticas principales o aparece como un interesante tema secundario. Además, encontraremos el vino en todo tipo de géneros.

Citaremos algunas de estas obras, mientras: sírvanse una copa de un buen vino.

Comenzaremos por la narración que ilustra este texto: “La cata” de Roahl Dahl, que forma parte de su obra “Relatos de lo inesperado” y que actualmente se ha editado por separado y magníficamente ilustrado por parte de la Editorial Nórdica. Una brillante y breve narración en torno a las capacidades de cata de un personaje que mantiene al lector en un logrado suspense.

Las triquiñuelas para dominar el mercado de un rico vinatero de Saumur pueden rastrearse en el clásico “Eugenie Grandet” de Honoré de Balzac, escrito en 1833. O puede apetecer perderse en una bodega llena de esqueletos en busca de un amontillado, de la mano de un estremecedor relato escrito por Edgar Allan Poe.

Noah Gordon, el novelista norteamericano autor de grandes bestsellers, publicó en 2007 una novela llamada “La Bodega” ambientada en Cataluña a finales del siglo XIX y que cuenta la historia del empeño de un viticultor por elaborar grandes vinos en su bodega familiar, tras años de exilio político en Francia.

También encontramos libros salpicados de vino para los aficionados al género detectivesco, se trata de una serie llamada “La sangre de la viña”, escrita por Jean-Pierre Alaux y Noël Balen y editada por Maeva, que comprende títulos como “Muerte entre los viñedos” o “La misteriosa botella de Petrus”.

En el libro “Afrodita” publicado en 1997, la escritora chilena Isabel Allende dedica todo un capítulo al vino y su innegable fuente de sensualidad.

A los amantes tanto del vino como de la Historia está dirigido el título: “La guerra del vino: los franceses, los nazis y el tesoro más grande de Francia” escrito por Don y Petie Kladstrup, que cuenta cómo los bodegueros franceses protegieron sus vinos del saqueo de las tropas nazis.