La Raquetista de la Habana: la fusión perfecta de España y Cuba en cada bocado

|Categoría

Si te gusta la cocina fusión tienes que pasarte por la calle Juan Bravo, 41, en pleno barrio de Salamanca. Este restaurante mezcla la cocina tradicional española con la cubana, rindiendo homenaje a sus antepasados que vivieron en la isla. Una vez acomodados en la terraza, y para ir abriendo boca, comenzamos con sus torreznos acompañados de un cava Rimarts. Este es uno de sus platos estrella: ligeros, crujientes, melosos y muy sabrosos. Aquí la carta de vinos es muy completa, pudiendo disfrutar de diferentes estilos de vinos por copas.

Continuamos con el canelón de pularda, crema de PX y trufa, una combinación de sabores que encajan a la perfección. Y con los tostones de camarones acevichados, un estallido de frescura y texturas que ofrece un contraste vibrante y delicioso.

Y como plato principal el rabo de vaca, un manjar tierno y sabroso cocinado a fuego lento. Para este plato elegí un vino tinto de la D.O. Campo de Borja, Coto de Hayas. Este tinto a base de Garnacha y Tempranillo ofrece una combinación perfecta de frutas rojas maduras y notas especiadas, con taninos suaves y una acidez equilibrada que complementan maravillosamente la riqueza y profundidad del guiso.

De postre, si te gustan las torrijas, tienes que probar la de sobao pasiego. Este giro sobre el clásico postre español utiliza el bizcocho tradicional de Cantabria, que aporta una textura más firme y un sabor más intenso. Para cerrar la comida de una manera sublime.

+ posts

Nacida en Suiza y con el corazón dividido entre Madrid y Mallorca. Después de licenciarme en Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid, trabajé en Alemania donde descubrí que me gustaba el vino, que hasta ese momento casi no lo había probado, y comencé a interesarme y formarme en ello (Enotecnia, WSET). Poco después aterricé en Mallorca para trabajar en una bodega, y años más tarde en otra de Italia. Actualmente soy redactora de Contenido de Bodeboca donde sigo aprendiendo de este fascinante mundo. En mi tiempo “libre” soy pianista, viajera empedernida y exploradora de nuevos restaurantes.