Whisky o bourbon ¿Y tú de quién eres?

|Categoría

Uno con los años llega a entender que se hagan una serie de preguntas, de esas que te hacen posicionarte en un lugar u otro del espectro para que los demás te puedan catalogar y elegir si te aman o te odian. ¿A quién quieres más, a papá o a mamá?, ¿Madrid o Atleti? (perdonen ustedes, pero de donde yo soy esa era la pregunta qué se hacía a los chiquillos), ¿rojo o azul?, ¿Coca-Cola o Pepsi?, ¿Nesquik o Cola Cao? Preguntas lícitas y muy convenientes para saber con quién te la estabas jugando. 

Pero lo que no se puede entender a estas alturas del partido es que alguien tenga la desfachatez, rayana en la mala educación, de hacerte preguntas del tipo ¿eres de vino blanco o de tinto? ¿Ribera o Rioja?, o la que colma el vaso de la paciencia: ¿whisky o bourbon? Por ahí ya no paso, hasta ahí podíamos llegar, ¿dónde está la Policía cuando se la necesita?

Bourbon Maker’s Mark

Espero que al final de este post ningún lector vuelva a hacerse esta pregunta jamás, ya que no debe haber ninguna ambivalencia entre ambos. Estamos ante dos destilados extraordinarios que no deben ser excluyentes entre sí, sino más bien complementarios. Podemos adorar a ambos siempre que sean de calidad. Y otra cosa no, pero en Bodeboca la calidad está asegurada. 

Seguro que mucha gente se pregunta si el whisky y el bourbon son lo mismo. Rotundamente no, aunque el bourbon está claramente influenciado por el whisky y se comenzó a elaborar como un remedo de este por los inmigrantes irlandeses y escoceses que echaban de menos reconfortarse en los duros días de la conquista del oeste, donde a más de uno se le debió de pasar por la cabeza decir “¡qué demonios hago yo aquí rodeado de indios con arcos y hachas pudiendo estar en la taberna de Paddy!”

Para facilitar las cosas y entender con claridad las diferencias entre ambos brebajes, cuasi celestiales, hay que decir que ambas bebidas se destilan con agua y cereales pero que hay sutiles distingos que siempre viene bien aclarar. 

El whisky, para poder recibir ese nombre, debe cumplir con una serie de requisitos, como que provenga solo de la fermentación de cereales malteados (Single Malt) o de la suma de granos a ese malteado (Single Grain), así como que se añeje durante un mínimo de tres años en barricas de roble usadas, en su gran mayoría con vinos de Jerez. En esta elaboración se pueden usar diversos cereales, aunque los más utilizados son la cebada, el centeno y el trigo. 

Whisky Chivas Regal Mizunara

El bourbon se hace como el whisky pero con sutiles diferencias como la posibilidad de emplear maíz en su elaboración. Además, se le requiere que tenga un mínimo de añejamiento en barricas nuevas de roble americano de dos años, aunque los de calidad suelen estar entre cuatro y cinco años. Y algo fundamental, la carbonización del interior de los barriles donde se envejece, que se convierte en uno de los aspectos que le otorgan un sabor y unos aromas genuinos al bourbon. 

Otro aspecto en el que se diferencian es que el whisky se puede destilar varias veces mientras que el bourbon solo una, y que las graduaciones alcohólicas mínimas y máximas difieren aunque no en un gran porcentaje. 

Todo lo anterior es importante, pero lo que al final cuenta es lo que sentimos al beberlos. Y hay que decir que en el universo whisky hay más diferencias sensoriales en la cata debido al componente geográfico y a la cultura elaboradora de los diferentes lugares que en el del bourbon, un mundo más homogéneo de aromas y sabores.

Podemos decir, con muchos matices, que el whisky de calidad resulta más suave y cremoso en boca que el bourbon, y que éste tiene unos aspectos acaramelados, dulces, picantes y más amargosos que lo hacen único. 

Bourbon Maker’s 46

Siempre que nos bebemos o comemos algo deberíamos saber de donde proviene su etimología, que suele ser bastante interesante. La palabra whisky tiene su origen en la contracción de los términos uisge beatha, procedente del gaélico escocés, y uisce beathadh, del gaélico irlandés, que significan literalmente «agua de vida».

En el caso de la palabra bourbon, su origen se encuentra en el condado de Bourbon en Kentucky que es donde se comenzó a comercializar a gran escala. Y sí, obviamente el nombre del condado estadounidense hace referencia a la familia Borbón, en un homenaje a la monarquía francesa por su apoyo a la causa de la independencia de los Estados Unidos.  

Entren en la web de Bodeboca, elijan un whisky y un bourbon de calidad (los hay excelsos sin tener que pagar fortunas) y hagan una degustación con una ingesta moderada y disfruten de un mundo de placer único. Y luego nos cuentan su experiencia. Seguro que podrán responderme a la pregunta que titula este post diciendo «de los dos».