La increíble historia de la colección secreta de Maison Mumm

|Categoría

Durante casi 200 años un reducido círculo de personas recibió de forma totalmente confidencial los mejores champagnes de una emblemática casa en Reims

Se trataba de botellas reservadas a un grupo de personalidades muy cercanas al presidente. Era una actividad tan clandestina que incluso tenían un código secreto de entrega: los lotes seleccionados, sin ningún tipo de etiqueta, se señalizaban con la tarjeta de visita del presidente o del chef de cave para diferenciarlos y eran recogidos directamente en la bodega.

Parece el inicio del próximo libro de ficción pero nada más lejos de la realidad. Se trata de la colección secreta de la legendaria Maison Mumm. Cinco champagnes provenientes todos ellos de Grand Crus, la créme de la créme en la clasificación oficial de los viñedos de Champagne de 1911 y que todavía se usa en la actualidad para identificar a los mejores terruños de la denominación más mediática y deseada de toda Francia. Solo 17 pueblos de los 319 que hay en Champagne tienen esta distinción.

De hecho, los registros más antiguos documentados por Mumm se remontan al año 1838, con la elaboración de un primer lote de champagne Blanc de Noirs de Verzenay que se distribuyó de esta curiosa manera. El mismo terruño primigenio que da vida al RSRV Blanc de Noirs Grand Cru 2009, un exquisito y complejo champagne elaborado íntegramente con la Pinot noir de Verzenay, un Grand Cru situado al norte de la famosa montaña de Reims. Raro, único en su estilo, poderoso y con un distintivo carácter mineral. 

Historia también tiene y mucha la relación entre el pintor japonés Léonard Foujita y Mumm. La rosa que aparece en el cuello del RSRV Rosé Foujita Grand Cru fue pintada en acuarela por encargo de René Lalou en 1958 como un homenaje a la elegancia de este rosado tan gastronómico. 

Precisamente René Lalou, presidente de Mumm desde 1939 hasta 1973, un visionario que dejó una gran huella en la compañía, tiene una cuvée legendaria que lleva su nombre. RSRV Lalou Grand Cru 2006 es un blend maestro que se elabora con las 12 mejores parcelas del viñedo de Mumm. Las más antiguas, las mejor localizadas y las más prestigiosas. Como resultado entregan un champagne inolvidable, con intensas notas de pastelería fina y fruta en almíbar, largo, estructurado y profundo. Una maravilla. 

También deja huella, y mucha, el RSRV Blanc de Blancs Grand Cru 2014, el champagne estrella de esta exclusiva colección, la esencia de la Chardonnay de Cramant, el reputadísimo Grand Cru de la Côte des Blancs. Excepcional en su tensión y mineralidad, minimalista, donde nada sobra y nada falta. 

Para acabar de presentar esta lujosa colección, si hay una botella que puede transmitir perfectamente historia y savoir-faire y al mismo tiempo modernidad esa es RSRV Cuvée 4.5 Brut Grand Cru un champagne Brut, elaborado como un homenaje al prestigio y diversidad de los terruños Grand Cru de Champagne. Una botella que puede estar en cualquier sitio y dejar una excelente impresión. Un todoterreno lleno de juventud y viveza.