Bodega del Riojano: tradición santanderina

|Categoría

Como seguramente hacéis muchos, soy de esos que a la hora de elegir un destino vacacional tengo en cuenta tanto su oferta gastronómica como su patrimonio, y Cantabria es un lugar idóneo para ello. En ese sentido, la calle del Río de la Pila es una de las más interesantes de Santander, especialmente cuando se quiere agasajar al paladar.

El pasado mes de agosto visité la ciudad en plena resaca de su Semana Grande, por ello algunos de sus bares se encontraban cerrados o desprovistos de su clienta habitual, pero no era el caso de la Bodega del Riojano. Tras cruzar la puerta, lo primero que me llamó la atención fue lo concurrido del lugar, su luz tenue y sus viejas barricas pintadas a modo de lienzo en lo que constituye el primer Museo Redondo del mundo, una colección de arte pintada en las tapas de las cubas de vino que decoran el local.

Interior de la Bodega del Riojano, con su museo de barricas pintadas.

Intenté acceder al fondo, donde se encuentra el acceso al comedor principal, aunque pronto me advirtieron de que la espera estaba asegurada incluso estando en agosto. Así que yo y mis acompañantes nos conformamos con una cena más informal en la barra.

Probamos su cecina aliñada, su tabla de quesucos cántabros, sus anchoas, sus croquetas cremosas de carne de cocido y huevo o sus torreznos de Soria, y terminamos convencidos de por qué este lugar es uno de esos sitios preferidos por los propios santanderinos incluso cuando los veraneantes amenazamos con romper la tranquilidad de su día a día. ¡Larga vida al Riojano!

No te pierdas…

  • Algunos de sus clásicos, como sus rabas de calamar o su tortilla de patata guisada con salsa de callos, chorizo y alioli.
  • Sus postres, especialmente su flan de huevo al caramelo (una institución en Santander) o su sobachón pasiego.

Me gusta por…

  • La atmósfera del lugar, que sabe recoger las singularidades del barrio más bohemio y alternativo de la ciudad.  
  • Su Museo Redondo, compuesto por cientos de toneles de vino pintados a mano por algunos artistas del siglo XX.

Dirección:

Calle Río de la Pila, 5. 39003 Santander, España

Teléfono: 942 216 750