Descripción

Eszencia es el néctar de Tokaji y el alma de los vinos de Oremus, bodega húngara fundada por Vega Sicilia en 1993. Un vino que es pura concentración e intensidad, y del que solo se han elaborado 800 botellas en esta añada. Cada vendimiador recoge las uvas de una en una, en total entre 5 y 10 kilos al día. Vino dulce único en el mundo. De cada hectárea de viñedos apenas se obtienen 10 botellas. Tiene un bajo contenido de alcohol (3%) ya que la cantidad de azúcar que en él se concentra no alcanza a fermentar. Presentado en formato de 37,5 cl.

Ficha técnica

La bodega
Tipo
Blanco dulce
Añada
2012
Grado
3.0% vol.
Producción
800 botellas
Variedad
Furmint, Hárslevelü, Zéta, Sárgamuskotály
Origen
Tokaj-Hegyalja

Cata

Nariz
Aromas a frutas tropicales.
Boca
Texturas suaves en boca.
Temperatura de servicio
8 ºC.
Consumo
Potencial de guarda de unos 50 años si se conserva en óptimas condiciones.
Maridaje
Ideal con quesos azules y foie.

Viñedo y elaboración

Descripción
Viñedos situados a 200 metros de altitud en el noreste de Hungría.
Superficie
98 hectáreas.
Edad
15 años.
Clima
Continental. Invierno con abundantes precipitaciones, temperaturas frías. La primavera fue más calurosa y seca que la media. El verano fue sumamente caluroso y seco. La sequía de agosto produjo una pronta maduración y ocasionalmente deshidratación de la uva. El otoño fue caluroso con precipitaciones, con una vendimia temprana.
Rendimiento
10,4 botellas por hectárea.
Cosecha
Recogida manual de los granos Aszú uno por uno en varios pases de selección. Cada vendimiador recoge al día entre 5 y 10 kilogramos de uva.
Vinificación
Las bayas se dejan reposar entre 15 y 20 días en la nave de vinificación de la bodega. La leve presión ejercida por el peso propio de los granos causa la extracción del mosto. Tras ese tiempo, el mosto se lleva a recipientes de cristal de 50 litros donde realizará una lentísima fermentación.
Envejecimiento
Al cabo de 2 años, se traspasa a barricas de 68 litros llamadas “átalag”, donde continúan puliéndose. Finalmente descansa en botella hasta su salida al mercado quizás una década después.