Descripción

La Garnacha y Gredos forman un dúo dinámico capaz de crear vinos realmente interesantes, como este La Mira 2019. Un tinto con notas florales y cítricas, sobre todo de piel de mandarina, proveniente de viñas plantadas a unos 1.000 metros de altura sobre suelos pizarrosos. Es muy suave y agradable, con gran longitud en el paladar, muy completo y armonioso. 

Ficha técnica

La bodega
Tipo
Tinto
Añada
2019
Grado
13.5% vol.
Producción
7.500 botellas
Variedad
100% Garnacha
Otros formatos disponibles:
Origen
Cebreros

Cata

Nariz
Muy aromático y expresivo, con gran finura, y presencia de flores amarillas y piel de mandarina.
Boca
En boca presenta una textura más fina que otros vinos provenientes de suelos pizarrosos, con taninos más suaves y sabores realmente centrados, limpios y precisos, con gran longitud.
Temperatura de servicio
Se recomienda servir a 16 ºC.

Viñedo y elaboración

Descripción
Viñedos localizado a una altitud de entre 950 y 1.000 metros sobre el nivel del mar en la zona de El Galayo.
Suelo
Pizarra degradada con presencia de cuarzo.
Clima
La añada 2018 estuvo marcada por un invierno corto y seco, con una primavera larga y lluviosa que permitió a las plantas recuperarse del accidentado ciclo anterior.
Rendimiento
3.000 kilogramos por hectárea.
Cosecha
La vendimia fue realizada la primera semana de septiembre a mano en cajas de 20 kilogramos.
Vinificación
Fermentación alcohólica espontánea en tanque de hormigón con un 30% de racimo entero y temperaturas entre 18 y 26 ºC. Una vez terminada la fermentación, se descubó a depósitos de acero inoxidable para pasar 10 días después a barricas de 225 litros y foudres de 20 hectolitros, donde realiza la fermentación maloláctica.
Envejecimiento
12 meses en barricas de 225 litros y foudre de 20 hectolitros.
Embotellado
En enero de 2021.

Opinión de los críticos

The Wine Advocate:

The red from the zone of EL Galayo in Cebreros is the 2019 La Mira, from three small plots at 950 meters in altitude on slate soils. It fermented with 15% full clusters and indigenous yeasts in concrete vats, and the wine matured in a 3,000-liter oak vat and barrels for 14 months. I found marked character of the slate in an earthy and somewhat Priorat way, more Mediterranean, perhaps a little influence from the élevage in oak with some smoky and spicy notes. But the main indifference between the slate and granite to me is the texture of the tannins; they're more rugged and noticeable early on. This is a powerful year with concentration and clout that is going to require some more time in bottle. 7,500 bottles were filled in February 2021.