1990
35 ha.

Compra los vinos de Chozas Carrascal al mejor precio

This private sale is reserved for our Club members. If you're still not a member, register free with no obligation and get up to 30% off the best wines.

Introduce tu email o accede via   Facebook

La finca Chozas Carrascal se encuentra ubicada en San Antonio de Requena, a medio camino entre las poblaciones de Requena y Utiel. En 35 hectáreas de terreno, las viñas conviven con almendros y olivos, pilares de la economía de la zona, al mismo tiempo que componentes de la dieta mediterránea. 

Terroir

La finca está situada en lo alto de un pequeño montículo, a unos 700 metros de altitud sobre el nivel del mar. El suelo es calizo en toda la finca y franco, con más tendencia a arenoso o arcilloso según nos encontremos en una zona u otra.

En la zona más alta de la finca, la parte denominada “la loma”, el suelo es pedregoso y muy poco fértil, con poca profundidad y escasa retención de agua; además de estar muy bien aireado y con una alta insolación. En esta zona el viñedo ofrece producciones muy escasas, pero de alta calidad, vinos muy concentrados y alcohólicos, con aromas minerales y con una maduración anterior al resto de la finca.

Elaboración

En la bodega, que vendimia de madrugada cuando la uva está más fría, fermenta cada variedad de forma individual y se distingue por el uso de la desgranadora en la recepción de la uva en la bodega, en vez de la habitual despalilladora-estrujadora. Asimismo, se caracteriza por sus remontados suaves, largos y diarios para evitar la ruptura de granos. Tienen capacidad para 300.000 litros, y reciben 6.000 kilos diarios de uva. La bodega cuenta con 11 depósitos de hormigón y 14 de acero inoxidable. El comportamiento en la vinificación de ambos depósitos está siendo objeto de estudio en la Universidad Politécnica de Valencia por Francesc Girón y María José Peidro.

Ecología

La filosofía de Chozas Carrascal ha sido la de apostar desde el primer momento por la protección del medio ambiente. En 2010 todos sus vinos pasaron a tener el certificado de ecológicos. Su filosofía se sustenta sobre un claro propósito: reestructurar sus viñedos, manteniendo las cepas centenarias de Bobal y plantando las nuevas variedades que dan el carácter íntimo y único a todos sus vinos.